13 de mayo de 2010

Como Ser Salvo

*          
      EL AMOR DE DIOS

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Juan 3:16.

*      EL PROPÓSITO DE DIOS

 “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. Juan 10:10.


*      NUESTRA CONDICIÓN

“Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”. Romanos 3:23.


*      CONSECUENCIAS DEL PECADO

 “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”.  Romanos 6:23.

 
*      LA ÚNICA ALTERNATIVA

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”. Juan 14:6.

*      LA FE

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;   no por obras, para que nadie se gloríe”. Efesios 2:8-9.

*      LA CONFESIÓN

“Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”. Romanos 10:9-10


*      LA INVITACIÓN DE DIOS

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo”. Apocalipsis 3:20


*      LA SEGURIDAD

“De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna”. Juan 6:47.

*      ORACIÓN DE FE

“Señor Jesús yo creo que tu eres el hijo de Dios, que tu moriste y entregaste tu vida por mí, te pido que perdones todos mis pecados, que me limpies con tu sangre redentora, abro mi corazón para recibirte como mi único salvador y Señor personal, lléname con la presencia de tu Espíritu Santo, escribe mi nombre en el libro de la vida, ayúdame a ser obediente a tu palabra y prepárame para tu servicio”. Amén.

0 comentarios:

"Por lo tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu que es la palabra de Dios". « Efesios 6:13-17 »