9 de diciembre de 2010

Salvador



La palabra Salvador significa que nos rescata de un grave peligro, se preguntará ¿Qué peligro? El pecado, porque el pecado trae muerte al hombre.

Hace muchos años a José padre de Jesús se le presentó un ángel con un mensaje le dijo: “José, hijo de David, no temas en recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de pecados”. Mateo 1:20-21

A José se le dijo que el nombre de Jesús había sido ya determinado en el cielo por la función que iba a desempeñar aquí en la Tierra. En la noche de su nacimiento esto fue lo que el ángel les dijo a los pastores: “Os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor”. Lucas 2:11

En 1 Corintios 15:3 se nos dice que el propósito principal de Jesús en este mundo es el de salvarnos de nuestros pecados.

Pedro señaló: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”. Hechos 4:12

0 comentarios:

"Por lo tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu que es la palabra de Dios". « Efesios 6:13-17 »