30 de mayo de 2010

Jesús Se Manifiesta a Israel




Jesús sanaba a los enfermos:

1. La fiebre de la suegra de Pedro, en su casa en Cafarnaúm, tomándola de la mano la sanó (Mc 1,29-31; Mt 5,14-15; Lc 4,38-39).

2. A un leproso galileo mediante la palabra y el contacto de su mano lo sanó (Mc 1,40-45; Mt 8,1-4; Lc 5,12-16).

3. Sanó a un paralítico en Cafarnaúm que le fue presentado en una camilla y al que había perdonado sus pecados, ordenándole que se levantara y se fuera a su casa (Mc 2, 1-12; Mt 9,1-8; Lc 5,17-26).

4. A un hombre con la mano seca en sábado en una sinagoga, mediante la palabra le sanó (Mc 3,1-6; Mt 12,9-14; Lc 6,6-11).

5. A una mujer que padecía flujo de sangre, que sanó al tocar el vestido de Jesús (Mc 5,25-34; Mt 9,18-26; Lc 8,40-56).

6. Fue completamente sanado un sordomudo en la Decápolis metiéndole los dedos en los oídos, escupiendo, tocándole la lengua y diciendo: "Effatá", que significa "ábrete" (Mc 7,31-37).

7. Sanó a un ciego en Betsaida poniéndole saliva en los ojos e imponiéndole las manos (Mc 8,22-26).

8. Bartimeo, el ciego de Jericó recibió sanidad (Mt 20,29-34; Mc 10,46-52; Lc 18,35-45).

9. El criado del centurión de Cafarnaúm fue sanado a distancia (Mt 8,5-13, Lc 7,1-10, Jn 4,43-54; Jn 4,43-54).

10.Una mujer que estaba encorvada y no podía enderezarse, mediante la palabra y la imposición de manos (Lc 13,10-17). Esta curación tuvo lugar también en sábado y en una sinagoga.

11. Sanó a un hidrópico en sábado, en casa de uno de los principales fariseos (Lc 14, 1-6).

12.Diez leprosos, que encontró de camino a Jerusalén, mediante la palabra son sanados (Lc 17,11-19).

13.Sanó a un hombre que llevaba treinta y ocho años enfermo, en Jerusalén, en sábado (Jn 5,1-9).

14.Un ciego de nacimiento untándolo con lodo y saliva, tras lo cual le ordenó lavarse en la piscina de Siloé recibió sanidad (Jn 9,1-12).

Jesús hechaba fuera a los demonios, cinco casos expuestos:

1. Expulsó a un demonio en la sinagoga de Cafarnaúm (Mc 1,21-28; Lc 4,31-37).

2. En la región de Gerasa (Mt 8,28-34; Mc 5,1-21; Lc 8,26-39).

3. Otro que poseía a la hija de una mujer sirofenicia (Mt 15,21-28; Mc 7,24-30).

4. Uno que atormentaba a un epiléptico (Mt 17,20-24; Mc 9,14-27; Lc 9,37-43).

5. A un "demonio mudo" (Lc 11,14; Mt 12,22).

Ver (Mc 1,32-34; Mc 3,10-12).


Jesús realizó tres resurrecciones:

1. Resucitó una niña de doce años, la hija de Jairo (Mc 5,21-24, Mt 9,18-26, Lc 8,40-56). Jesús afirmó que la niña no estaba muerta, sino solo dormida (Mt 9,24; Mc 5,39; Lc 8,52).

2. Al hijo de la viuda de Naín (Lc 7,11-17).

3. Lázaro (Jn 11,1-44).


Jesús hizó dos prodigios impactantes:

1. Ordenó a la tempestad que se calme y ésta obedece (Mt 8,23-27; Mc 4,35-41; Lc 8,22-25).

2. Caminó sobre las aguas (Mt 14,22-33; Mc 6,45-52; Jn 6,16-21).


Milagros hechos por Jesús:

1. Multiplicación de los panes y los peces. Es el único de todos los milagros de Jesús que es registrado por todos los evangelios (Mc 6,32-44; Mt
14,13-21; Lc 9,10-17; Jn 6,1-13). Ocurre en dos ocasiones según los evangelios de Marcos (Mc 8,1-10) y Mateo (Mt 15,32-39).

2. La pesca milagrosa (Lc 5,1-11; Jn 21,1-19).

3. La conversión del agua en vino en las bodas de Caná (Jn 2,1-11).

4. La Pasión de Cristo, crucifixión y muerte (Mt 26:47-27:61; Mc 14:26-15:47; Lc 22:47-23:56; Jn 18:1-19:42) Jesús es el Salvador y perdonador de nuestras faltas y pecados.


Manifestaciones ocurridas en la vida de Jesús:

1. Su nacimiento, concebido por la gracia del Espíritu Santo (Mt 1:18-25; Lc 2:1-7).

2. La transfiguración de Jesucristo fue vista por Pedro, Jacobo y Juan (Mt 17:1-13; Mc 9:2-13; Lc 9:28-36).

3. La resurrección de Cristo (Mt 28:1-20; Mc 16:1-8; Lc 24:1-12; Jn 20:1-10).


  Grandes cosas hizo nuestro Señor Jesús en el día de Shabbat
 
El Evangelio señala que Jesús en el día de reposo enseñaba en la sinagoga la palabra de Dios, aconsejo orar, sanaba a los enfermos, echaba fuera los demonios o espíritus inmundos, dio de comer a sus discípulos. “Porque yo, el Hijo del hombre, soy quien decide lo que puede hacerse en el día de descanso, y lo que no puede hacerse. El sábado se hizo para el bien de los seres humanos, y no los seres humanos para el bien del sábado”. 

0 comentarios:

"Por lo tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu que es la palabra de Dios". « Efesios 6:13-17 »